Frases de amor

Frases de amor


Si estás buscando frases de amor para acompañar una ocasión especial, para dedicar o simplemente para disfrutar de la lectura, has llegado al lugar adecuado.

Antes de seguir, si lo que buscas con versos, los puedes encontrar aquí: poemas de amor cortos.

No te entretenemos más y te dejamos con el listado de frases más bonitas de amor, ¡esperamos que las disfrutes tanto como nosotros! :)


Frases bonitas de amor

Apareces en todos mis sueños, en todas mis inquietudes, eres como la luna que sucede al sol, la brisa de los tiempos que golpea mi rostro, el dulce mensaje de amor eterno, una frase corta de amor grabada a fuego entre mis mejillas.

Tú y yo, un mensaje de amor eterno metido en la botella de la vida, una botella que vaga sin rumbo por la marea de los tiempos, porque cuando amas a alguien con el vértigo del sosiego, sabes que ni la más fuerte ola puede borrar un atisbo de lindeza.

Si hay alguien que se asemeje a la justicia, esa eres tú, rostro esbelto y mirada profunda, ecuánime en los días largos, zancada corta pero intensa, sin duda la razón de mi ilusión.

No cambiaría ni uno solo de tus mensajes, ni una sola de tus miradas por una eternidad en el paraíso, tu aura terrenal me aporta mucho más, no es fácil tocar las puertas del cielo desde la terraza de esta pequeña ciudad.

Me gusta vivir a toda velocidad entre tus besos, robarle segundos a la vida, tocarle los lomos al viento mientras tu sonrisa derrite el hielo de la historia.

Volar, yo siempre quise volar, crecí queriendo ser pájaro, una noble águila que surca los vientos, nunca imaginé que, para conseguirlo, no hacía falta ser pájaro, sino posarse en tu larga cabellera y ver pasar el signo de los días.

El mausoleo de Halicarnaso, las pirámides de Egipto, el coloso de Rodas, el Faro de Alejandría, tú, los jardines colgantes de Babilonia, el templo de Artemisa o la Estatua de Zeus en Olimpia.

Veo en tu reflejo la luz de los días, la velocidad, la adrenalina, los mensajes graciosos de los viernes por la noche, manta y carretera, la soledad de tu ausencia… un reflejo potente, tu alma proyecta una realidad en la que quedarse atrapado para siempre.

El paso de los años, la nostalgia de tus ojos cansados, la pasión se fue, aunque nos visita a ratos, queda la complicidad, los buenos recuerdos, saber que nadie me conoce mejor que tú… porque el amor es eso, capear la tormenta de los inicios y vivir de la dulce sensación de habernos comido el mundo juntos.

Quisiera que tus palabras se juntaran en un largo mensaje, recitar los versos de tu alma rota en una noche estrellada, quisiera bailar contigo el vals de la nostalgia, hasta que nos duelan los pies de andar juntos por este mundo de locos.

Locura, paranoia, vértigo, ceguera… que dulces son las enfermedades que provocas, que peligrosa adición me suponen, que divertido es vivir en tu mundo mientras los años devoran a la monotonía.

Si pudiera correr, lo haría marcha atrás, hacia los buenos momentos que compartimos, aquel primer beso bajo el árbol de la inocencia, aquellas noches de dormir poco y soñar mucho. Los inicios tiernos que nos llevaron hasta aquí.

Baila, nunca pares de bailar. Báilale a la vida, a los sueños, al jefe que te explota, al que te critica por la espalda, al amigo que te traicionó. Baila, siempre, porque nuestras caderas siempre estan alegres de saber que nuestro amor es irrompible.

Dicen que la música es terapéutica, que hace reír, que palia los efectos del Alzheimer… quizá el pasodoble de tus piernas me curará la soledad, quizá el latido de tu corazón me convierta en una persona mejor, si la música es terapéutica, puede que el amor sea una medicina.

Un mar de desengaños, de tristes caricias y de vacíos sentimientos, una barca hacia el hades a la deriva… Y en eso llegaste tú, un marinero de aguas tristes a bordo del velero de la esperanza.

Nunca cambies, típicas palabras que rellenan las frases vacías de felicitación, aunque en realidad, son palabras para afrontar el desánimo. Aunque te critiquen, aunque te insulten, aunque te invadan mil penalidades, nunca dejes de ser tú, solo así podremos amarnos hasta el día del juicio final.

Difícil creer en el amor, ¿verdad?, son demasiados años, demasiadas lágrimas, demasiados hasta luegos…  Pero hablemos claro, sin el amor tampoco sabríamos vivir.

Prefiero unos segundos de tu tierna mirada que cien orgasmos desatados con una persona desconocida que gime por gemir, entre la soledad de dos cuerpos inconexos.

Desandar lo aprendido, una vieja premisa que esconde un triste engaño, si desandas olvidas, y nuestro amor no se puede olvidar, ni si quiera con la marcha atrás puesta.

Habitar tus palabras, rozar tus olvidos, soñar entre tus dedos, todo eso solo lo puedo hacer contigo, con tu alegre sonrisa que se lleva las horas del minutero.

Frases de amor cortas

Cortos los instantes, alta la velocidad, así son nuestros besos, furtivos pero intensos.

Te quiero con la ferocidad de los leones, con la ternura de las gacelas, con la grácil complicidad de las aves que se ayudan en el vuelo.

A veces quisiera poner rumbo a países lejanos, muy lejanos, donde tus ojos brillaran más que el sol, pero menos que la luna, a veces sueño que solo existes tú, y el mundo se funde en tu mirada.

La ternura y la complicidad, ¿eso es el amor?, es solo una parte, sin la ferocidad y la intensidad no significarían nada.

Te quiero desde aquel momento en que ni siquiera te conocía.

Tu sonrisa es el reflejo del alma, alegre y sincera, como el delfín que se sumerge en las profundidades de un océano desconocido y busca cobijo entre su fauna.

Lo desconocido siempre me pareció apasionante, hasta que te conocí a ti, desde ese mismo instante prefiero tú conocido que un bueno por conocer.

Nunca tuve voluntad de antología, pero tengo la impresión de que describir fielmente tus sinceros ojos, sería la tarea más tediosa que un poeta pudiera llevar a cabo.

Sigue alimentando mis sueños, aunque, en realidad, estoy siempre despierto, aunque tengo la sensación, provocada por la velocidad, de que mi vida está en un momento irrepetible.

El fértil oasis de tus piernas, se ha convertido en una parada obligatoria en este páramo de corazones vacíos.

¿Dónde se fueron los furtivos besos al atardecer? ¿Acaso se convirtieron en tiernas caricias en el sofá? ¿O una lluvia de polvo y lodo los sepultó bajó siete estadios de tierra? ¡Vamos a recuperar los besos perdidos!

Cierra los ojos profundamente… expira todo el aire que tengas en tus pulmones… y ahora piensa que seremos para siempre, que no se acabará… ¿Sientes la felicidad invadiendo hasta el más profundo de tus pensamientos?

Quisiera escribirte el mensaje más bello del mundo, querría conjugar el verbo perfecto, encender una vela y escuchar en silencio las olas del mar.

Voy a quererte en cada palabra, en cada silbido, en cada verso que me regales y en cada segundo que la vida me regale a tu lado, no te olvidaré jamás.

Cuando me despierto por la mañana, me gusta sentir tus ojos de pantera clavándome una mirada fuerte en mi pecho.

Qué dulce amargura verte en la distancia, mientras caminas a lo lejos, algo me remueve las entrañas, como una rosa que se marchita mientras crece.

La tristeza se fue, para nunca volver, ni siquiera cuando la soledad, en algunas ocasiones llama a la puerta… ¡Ahora siempre viene sola!

En qué momento perdí la noción de la realidad, del tiempo, el propio tacto o del gusto, el arroz me sabe a ti, las naranjas llevan tu perfume, el tiempo se detiene solo…

Allí estábamos, soñando con ser mayores, pasando los días imaginándonos un futuro loable, nunca nos dimos cuenta de que los mejores días de nuestra vida, eran exactamente esos.

Un pasodoble, una botella de vino, nuestros cuerpos rozándonos, y, de fondo, el amor sonando a todo trapo en los anales de la alegría.

Llévate los recuerdos enfermizos, las malas tardes, pero deja los besos que nunca nos dimos, ese viaje que nunca hicimos… déjame soñar de nuevo.

¿Oyes eso? Es la sintonía de nuestros corazones marcándonos un vals muy atrevido, un movimiento rápido pero intenso, vamos a dejarnos llevar por la locura.

Cada día soy más adicto a la velocidad, a la rapidez de tus sueños, a la furtividad de tu mirada, al veloz soniquete de tu alma quebradamente recompuesta.

Vamos a mandar a la mierda todos los manuales sobre cómo amar, vamos a querernos a nuestra manera, lentamente y sin prejuicios.

Quema el mundo que te rodea, solo existimos tú y yo y esa vivaz música de fondo que nos hace bailar al ritmo de la locura.

Mi ilusión siempre fue quemar las calles con cortos versos de amor, con fuertes gritos de esperanza mientras pinto tu nombre con los colores del desvarío.

Me encanta despertarme con tu embriagador aroma, con tus besos salvajes y con la fugacidad de los momentos juveniles entre sábanas de lino.

Frases de amor largas

Cuando el mundo se para, solo queda en marcha aquel viejo tocadiscos, que repite aquel viejo bolero, una música de besos y deseos, un ritmo endiablado que marca tu dulce pestañeo, una ausencia de lo terrenal y lo divino, el bolero de nuestra vida.

Amar, ¡que compleja palabra!, puede significar todo y nada, es una sílaba de cristal templado, difíciles de romper, pero no imposible, si fuera por mí, las rompería a cabezazos, lentamente, haciendo pequeñas grietas que nos permitan respirar.

Un silbido, algo tan inocente y rítmico, es capaz de devolverme los tiernos recuerdos de la juventud, recuerdos imborrables, en los que, casi siempre, estás tú a mi lado, por eso me atrevo a gritar fuerte y alto, que tú eres el amor de mi vida.

Porque tus besos son mi veneno, la dulce cicuta de la locura, que te va matando poco a poco, sin que te des cuenta, porque te destruye lentamente, ¡pero qué bonito es amar! Y que dulces han sido todos estos momentos. Si de algo hay que morir, yo prefiero morirme de amor, ir deshaciéndome poco a poco entre tus besos.

La dulzura de tus ojos, el aire sobrado de tus mejillas, la agradable sensación de sentirse querido… Es esto lo que me devuelve a la vida, el resto son sucedáneos, una letargia de sueño por cumplir, mientras el minutero nos envejece.

Alguien dijo ‘Los sueños, sueños son’ y cuánta razón tenía, los sueños son la alegoría de los tiempos, el combustible que nos hace despertarnos cada mañana y sentirnos libres, son la sensación placentera y amarga, la constatación del paso del tiempo. Los sueños son TÚ, y son yo, si estoy a tu lado.

Si no duele no es amor, si no me dolieran tus ausencias, ¿qué amor sería?, si no me doliera cada segundo de soledad, cada palabra muda, cada mensaje de hasta luego, no sería amor, o, al menos, no ese amor que te mata por dentro mientras te deja vivir.

Frases de amor para tu novio

Quiero que tus largos brazos rodeen mi cintura mientras me dices que me quieres, quiero ver consumirse una vela mientras nuestros cuerpos se funden. ¡Te quiero siempre a mi lado!

Sé que lo soy todo, aunque a veces parece que no sea nada, aunque a veces parece que no importe que me funda en la noche y desaparezca. Sé qué lo soy todo, porque sé que sin mí no eres nada.

Vamos a quemar la rutina, a incendiar la ciudad, que no quede ni rastro de nosotros, solo las cenizas de nuestras viejas vidas, vamos a acabar el viaje hacia la locura que empezamos con aquel beso.

Recuerdo los abrazos bajo la luna, aquellas tardes de confesiones a la orilla de un río, la dulce danza de nuestros cuerpos desnudos. Pero yo no quiero ser recuerdo, quiero tatuarme en tus brazos y acompañarte hasta el fin del mundo.

Tu sonrisa de león me ha excitado siempre, porque te da la rabia de la jungla, la majestuosidad del rey luchando por su camada, muestra siempre tus muelas de león, son lo que te hace grande.

Si tuviera que explicar qué es lo que me enamoró de ti, no encontraría las palabras adecuadas, seguramente porque no existan, porque eres tan único que resulta imposible describirte.

Me has ayudado a mejorar, no todos los hombres hacen eso, gracias a ti, tan atento y cariñoso, hoy soy mejor persona, ahora solo queda dejarnos marinar, para ir mejorando cada día, como los buenos vinos, qué son el resultado de años de reposo.

Quiero qué me bebas poco a poco, disfrutando cada sorbo, quiero ser tuya para siempre, aunque no todos los sorbos sean iguales, espero que puedas beberme durante toda la eternidad.

Has conquistado mis sueños con la alegre valentía de los hombres fuertes, de esos que no se rinden nunca, de los bravos hombres que desafían al destino para conseguir lo que quieren.

Me gusta cuando escuchas, porque me siento comprendida, porque sé que no estoy sola en esta jungla de asfalto y fármacos, porque sé que contigo será siempre distinto.

Aunque el mar arrecía, aunque lluevan ranas, yo siempre te recordaré cómo el hombre de vida, mi novio y mi compañero, te llevaré en lo más profundo de mi alma hasta el día del juicio final.

Frases de amor para tu novia

Siempre has sido la niña de mis ojos, un recuerdo dulce con el que despertarse cada mañana, una melancolía que ha ordenado mi vida.

El día que escribamos los versos de nuestros días, fabricaremos un barquito de papel que atraviese mares y océanos, que supere todas las rachas huracanadas, y llegue al glorioso puerto del altar.

Tu gracejo, tus aciertos y tus errores, tu leve sonrisa nerviosa cuando intuyes que todo va mal… hay tantas cosas que te hacen distinta y especial, la lista sería inmensa, pero cobraría sentido hacerla solo para poder gritar orgulloso: ¡Ella es mi novia!

Nunca pensé, que el tiempo nos uniría, creía que alguien como tú jamás se fijaría en un completo desastre como yo, que no era posible, solo cantos de sirena en mi cabeza. Y aquí estamos, todavía hoy siendo los mejores novios del mundo.

Quiero escribir qué es para siempre, qué no se acabará jamás, qué tú siempre serás mi novia y qué llegaremos al altar.

Dónde se quedaron aquellos primeros besos, ese primer te quiero bajo la luna oscura, se quedaron en nuestros corazones, grabados a fuego, todavía hoy alimentan mis ilusiones, mientras tú estés a mi lado, todo parece cobrar sentido.

Tú, el sentido de todo, tú, el velero que permite surfear las olas de este mar embravecido, tú, las velas que soportan los fuertes vendavales y me protegen de la soledad y el dolor, tú, simplemente imprescindible.

La vida nos regaló la oportunidad de querernos, vamos a aprovecharla, dejémonos llevar por el ruido del viento, es aquí y ahora, no hay marcha atrás, ni tormenta de arena que lo impida.

Me gustaría tenerte siempre a mi lado, cuando me despierto entre sudores o cuando consigo descifrar ese complejo sudoku. Sin embargo, me conformo con saber que volverás a mi vera y nunca más me volveré a quedar solo.

Te quiero con la fuerza de los vientos, como el rayo que se esconde tras los nubarrones, te quiero y no soy capaz de evitarlo, quiera compartir cada instante contigo, quiesiera ser la niebla que sigue en una fría mañana.

Nunca encontraré la frase de amor perfecta para ti, porque seguramente, no sea capaz de describir tus virtudes con la exactitud que merecen, mientras tanto, deja que hablen nuestros cuerpos, quizá así puedas entender lo que siento.

Frases de amor para dedicar

Nunca intenté escapar de tu mirada, caí rendido en su densa red, siempre quise vivir en tu pelo, no esperaba que tu gélida mirada me congelase para siempre.

Quiero abatirme contra los grandes molinos, enfrentarme a los gigantes de mi locura, porque sé, que si les gano, ya no habrá barreras entre nosotros.

Me gustaría ser ese salvavidas que te lanzan en mar abierto, que te agarrarás a mí como si fuera la última esperanza para seguir viviendo… Me gustaría, porque eso es lo que siento yo, un cuerpo a la deriva que encontró en tus manos el salvavidas que necesitaba.

No quiero convertirme en recuerdo, esa imagen que se te viene una mañana mientras piensas en las bondades de un pasado que no volverá, quiero ser aire y brisa, quiero ser aquí y ahora, quiero serlo todo para ti.

No me gustan los mensajes cortos, me parecen impersonales, una verborrea fácil y repetitiva en manos de cualquiera, a mí me gusta hablar con las manos, comer con los ojos, vivir a flor piel mientras nos convertimos en polvo.

Girar a tu alrededor es uno de los mayores placeres que encontraré en esta vida, me gusta girar porque siento el tiempo pasar entre mi cuerpo mientras te veo a mi lado.

Cuesta olvidar, cuesta amar, cuesta sentir a flor de piel… todo cuesta demasiado, por eso te sientes realizado cuando lo consigues.

Todas las cosas que nos quedan por hacer, son el combustible que enciende la llama de nuestro amor, porque la ilusión es el alimento de los corazones.

Quiero hacerlo lento, mientras te miro a los ojos, leer en tu rostro que hemos llegado a ese nivel de comprensión que solo los corazones intrépidos conocen.

Cuando no veas salida, cuando creas que todo se acabó, cuando se baja el telón y la función parece haberse acabado, ‘amor’ es la palabra que puede hacerlo empezar todo de nuevo, nunca lo olvides, cuando llores, silba ‘amor’ en tu alma.

En el amor, como en la guerra más cruenta, camina siempre hacia adelante, nunca retrocedas, aunque el suelo queme, aunque la nevada te cubra la cabeza.

Mensajes de amor

Nunca dejaré que te marches de mi lado, te seguiré hasta el albor de los días, hasta que mis pies cansados caigan rendidos en una mar de lava y polvo, mi alma no soportaría tener que vivir sin la tuya.

Quiero pasar todo el tiempo que me quede a tu lado, pero si se te encuentras a ti mismo, si te sientes con la fuerza y el espíritu de aguantarme, porque yo solo soy grande cuando tu eres grande.

Llevo años esperando que el azar me regale un poco de fortuna, un salvavidas contra la soledad, un pelo que tocar en las frías noches. Fuiste el mejor regalo posible, bendito sea el azar caprichoso que me permitió conocerte.

Hazme temblar como nadie, llena de recuerdos mi boca y no dejes que salive, que los problemas se los lleve el viento, yo solo quiero ser tú y lo demás no me importa.

Hay quien en el amor espera encontrar una especie de tótem sagrado, el jarabe de la eterna juventud, buscan en balde, pues el amor es solo un compañero de viaje que te lleva por el trayecto oportuno, nunca una finalidad en sí mismo.

Me duele ver como tus ojos emigran a otras ubicaciones, sentir tu latido en la lejanía, saber que estarás ausente… solo la certeza de que será durante poco tiempo me reconforta y me da el aliento necesario para seguir.

Olvidé el significado de los besos, el lenguaje apócrifo de los corazones que laten al unísono, olvidé tantas cosas que la tristeza se aposentó en mis entrañas, con la sola esperanza de que un rayo de amor me librase.

Te he fallado demasiadas veces, tantas que cuesta distinguir cuáles eran desaciertos y cuáles razones inevitables. Pero las hemos superado juntos, porque a veces basta dar un puñetazo en la mesa de la historia para arreglarlo todo.

Consigues despertar a los sentimientos que otrora fueron derrotados, me levantas el ánimo con las ansias de volver a donde nunca debí salir. Gracias por engancharme a la vida.

Mis ojos, incapaces de aguantar tanta belleza, deciden esquivarte la mirada y congelarse en un punto distante, quizá sea por vergüenza, quizá la posibilidad de ser rechazado pese demasiado, quizá, solo quizá.

A veces me aterra tu mirada, porque parece tan sincera, tan real, que tengo miedo qué me descubras, qué me desnudes el alma y quieras salir corriendo… Qué duro es el miedo y qué ingenuos tus ojos.

Me sientas como un traje echo a medida, como si un ser superior con ganas de divertirse nos hubiese creado para juntarnos, me sientas bien porque me mejoras, me conviertes en la beta del alfabeto del amor.

Nunca tuve demasiada fortuna, eres la única suerte que ha pasado por mis labios y mis tardes, quizá la fortuna es acumulable y yo gasté todas las reservas contigo, o quizá es sabia, y te da justo lo que necesitas, ni más ni menos.

A veces la vida te da dos guantazos que te tumban, aunque en realidad es una prueba, si te levantas lo harás fortalecido, esto debe de ser lo que muchos viejos llaman ‘veteranía’.

Te voy a confesar algo que nunca le he dicho a nadie: te quiero desde antes de conocerte.

Siempre hay que seguir luchando, porque a veces, dos corazones rotos pueden crear un corazón valiente que esté dispuesto a enfrentarse a la vida y cogerla por los dientes.

Creo que tengo la impresión de conocerte solo a través de la luz que proyecta tu reflejo en los charcos de la memoria.

Aprendí todo lo que sé sobre abrazos en la escuela de tus brazos, aprendí que pueden servir como terapia o como consuelo, y comprendí que, a pesar de todo, son siempre imprescindibles.

Me cuesta abrirme, expresar lo que siento de una manera clara y sincera, me cuesta sincerarme con el entorno.

No quiero volverme pasado, preferiría seguir siendo presente, y conjugar pretéritos con otras mientras reímos en aquel viejo sofá y nos miramos a la cara para vernos el corazón.

Tus mejillas son la miel de mis esperanzas, tus sueños el argumento de serie que se sucede trepidante, y que algunos convienen en llamar vida.

El amor es la llama que todo lo puede, literalmente, puede hacerte tocar los mismísimos cielos con la punta de los dedos, o, en cambio, puede convertirte en polvo, arrastrado tristemente por el viento.

Soy adicto a los besos por la tarde, a los domingos de sofá, a las cervezas en aquella calurosa terraza donde nos bebimos la juventud, aunque en realidad, por ser más precisos, soy adicto al amor, y por eso añoro los lugares donde lo viví.

Tengo la impresión de que nos amamos porque somos tan diferentes que no sentimos anómalamente normales cuando nos besamos.

Me duelen las rodillas de tropezar con las nubes, de soñar a través de tus ojos claros en un futuro en el que no haya prisa ni miedo, ni siquiera lunes por la mañana.

Cuando veo tu sonrisa, me da la impresión de que lo nuestro es infinito, que no cabe en ninguna parte que no sea el océano.

Quitaré una a una las fotos que pegué en mi habitación, con la calma de un corazón despechado, no por odio, ni siquiera por rencor, sino porque mi habitación es un templo al buen gusto.

A todos los que creen que el amor es falso, quizá es que no sepan hacerlo, pero calma, porque si ponen tesón todo llegará.

Conjugar el ritmo de dos corazones enloquecidos no es algo realmente sencillo, el compás es totalmente impredecible y se deja llevar por el tiempo que nos queda.

Cuando pienso en nosotros, me da la impresión que vivimos en uno de esos romances que solo existen en las novelas, llenas de historias bonitas que siempre terminan bien.

Tuyas serán las palabras que el viento transporte a  tus oídos, tuyos serán los sentimientos que puedas cazar al vuelo, tuya será mi vida sí es que quieres vivirla.


FRASES DESTACADAS
Frases para enamorar a un hombre

No es tarea fácil, pero siempre se puede hallar un modo de expresar lo que se siente por alguien. Las palabras hacen esto y las frases para enamorar a un…

Frases de buenas tardes para tu amor

Para mantener la pasión y el cariño presente en la relación, es ideal enviarle con frecuencia una frase romántica a tu enamorado. Por esa razón, escribimos los mejores mensajes de…

Frases de cumpleaños para tu amor

Si tu amado cumple años, ¿qué mejor que enviarle un hermoso mensaje? En el siguiente listado encontrarás bonitas frases de cumpleaños para tu amor, que te servirán para sorprenderlo en…

Frases de buenos días para tu amor

Iniciar el día con una bella frase nos garantiza una jornada llena de buena energía y motivación. Aquí encontrarás las mejores frases de buenos días para tu amor. Puedes decírselas…

Frases para bebés recién nacidos

Un bebé que inicia su tránsito en el mundo, necesita sobre todo el afecto y amor de sus familiares. Aquí te dejamos las mejores frases para bebés recién nacidos que…

Frases para perros

A lo largo de la historia, los perros han sido para el ser humano una de las mejores escuelas para fomentar la compasión, el afecto, la lealtad y el compañerismo.…

Frases tristes

En muchas ocasiones, te habrás sentido solo y abandonado, y seguro que querrás darle rienda suelta a tu desazón, para personas cómo tú, hemos preparado las mejores frases tristes que…

Frases de amistad

Los amigos son uno de los pilares fundamentales de cualquier persona respetable, a veces sentimos un gran apego hacia ellos, pero no somos capaces de expresarlo, de tal modo que,…

Frases célebres

Sí andas buscando las mejores frases célebres para entender los pensamientos de las mentes más brillantes de la historia, ¡estás de enhorabuena! Porque en las siguientes líneas, vas a poder…

Frases espirituales

Si andas buscando las mejores frases espirituales, has llegado al lugar adecuado, porque aquí vas a poder encontrar centenares de citas espirituales, cortas y largas, para encontrar el enfoque espiritual…

Frases de motivación

Si necesitas un pequeño impulso en forma de palabras que te ayuden a conseguir tus objetivos, has llegado al lugar adecuado, porque aquí te vamos a regalar las mejores frases…

Frases para la familia

Para todos aquellos que estáis buscando la mejor manera de expresar gratitud hacía cualquier miembro de vuestra familia, ¡tenemos lo que necesitáis! Un compendio de las mejores frases de familia…

Actualizamos y añadimos frases en esta sección poco a poco. Y, como siempre decimos, estamos abiertos a sugerencias en el caso de que tengas alguna propuesta.

¿Necesitas algún tipo de frase en concreto? ¿Te gustaría leer citas de determinado tipo? Entonces no dudes en contactarnos a través del formulario de contacto: estaremos encantados de barajar la opción que nos comentes.