Frases para enamorar a un hombre

Equipo de Poemas.top
Equipo de Poemas.top

No es tarea fácil, pero siempre se puede hallar un modo de expresar lo que se siente por alguien. Las palabras hacen esto y las frases para enamorar a un hombre pueden ayudarte a hacerlo. Sé valiente y atrévete a conquistarlo.

Palabras de amor para un hombre

Si el verbo es acción, que amar nos incite a entregarnos y compartirnos en esta elección.

Querer estar contigo no es fácil, depende también de ti, pero el amor sí lo es. Ni tú ni yo podemos hacer nada para evitarlo.

Dancemos juntos en el baile ancestral de estar enamorados que si antes lo han hecho, podemos crear nuestro propio ritmo.

Marcho despacio para tropezar con tus pasos. Subo la vista para chocar con tus ojos.

Tu sonrisa es escalofrío y reconforte, me pone en problemas de ritmo cardíaco y es mi hogar.

Cántame al oído cuando pronuncies “te amo”, en esa melodía descubre mi concierto para ti cuando te diga “te amo también”.

Frases para seducir a un hombre

Quiero que me quieras como si no hubiera un mañana para que hoy sea eterno en nuestros corazones. Quiero que me mires como si fuera la última vez para que te quede grabada la expresión de mi rostro cada vez que te veo. Quiero que camines a mi lado como si yo fuera tu sendero y tu el caminante para que no separemos nuestros destinos. Quiero que te enamores lento de mí para que el tiempo no se nos vaya imaginando como fue, sino vaya a nuestro tiempo mientras nos rendimos.

Que la vida me dé más segundos para saborear tus labios porque los minutos no me son suficientes. Ellos bailan y yo los sigo como una danza entre dos amantes que se encuentran por primera vez y sienten que se conocen desde siempre. Que la sincronía no se despida y nos acompañe por el resto de nuestras vidas. Así, confirmaré lo que los pétalos del rostro saben: tú eres mi acompañante.

Dame aire a través de tus respiraciones para que seas el oxígeno que respiro en cada segundo de existencia. Dame aliento cuando marcas el compás de tus respiraciones para sentirme protegida porque tú estás allí. Dame tus latidos para que sean sinfonía que me arrulla e indicador de lo que produces en mí.

Si el viento pasa y el cielo cambia, que el tiempo pase a tu lado para descubrir todos los segundos que transcurren entre esos meses. Deja que la brisa mueva nuestros cabellos como cuando tus manos se pasean por mis mechones y los mueven al son de la canción que componemos.

Tus manos son las exploradoras de esta tierra desconocida y prometida. Tus ansias son esclavas de mi mundo y se liberan cuando nos volvemos a encontrar. Tus latidos se apresuran y son presos del calabozo de mis alientos que esperas despierto para que hagan cosquillas a tu cuello. Tú y yo somos los descubridores de una pasión que es nuestra para conquistar todos los días.

Despacio, no te apresures. Delinear siluetas es instinto y memoria. Acto natural que conocían nuestros ancestros y que nosotros redescubrimos en cada tanteo. Sensación de previo conocimiento y de exploración porque al pasar los dedos cada trazo conocido despierta emociones diferentes. Memorízame como a un mapa y halla el tesoro oculto mientras me recorres.

Frases para conquistar a un hombre

Si el fin del mundo fuese hoy quisiera que nuestras manos se mantengan unidas para querernos hasta el término de nuestros días.

Que el tiempo no pase si eso significa que tendré más minutos a tu lado. Que la vida me regale más de 24 horas contigo porque no son suficientes para aminorar los latidos de mi corazón. Que si hemos de permanecer, el verbo esté acompañado del sustantivo felicidad y el calificativo real.

No quiero repetir errores, pero contigo se sienten tan certeras las decisiones. No quiero salir herida y contigo todo se siente tan fluido como si tuviese que ser. No soy de las que cae rendida por alguien, pero aquí estoy y tú eres el responsable. Basta de miedos. Sí a la libertad que siento contigo y que juntos podemos crear todos los días si decidimos amarnos.

Vuelo si estoy contigo. ¿La razón? Científicamente, es una secreción de hormonas. Vívidamente, es un experimento cada día enamorarse más de ti.

No te detengas en lo que haces, es mía la responsabilidad de que me afecte. El músculo que da vida, me la infunde con creces cada vez que nuestros ojos se alinean, esperando, el encuentro de tus pasos y los míos. Así, transcurren los días y yo no tengo prisas, pero al corazón no hay quien mande y con cada suspiro me pide y te exclama. Tu nombre se ha incrustado y no quiere soltarlo.

Infúndeme ganas con quién eres. Regálame vida escogiendo pasar tus días conmigo. No pregunto por un mañana, pero lo espero con ansías. Por hoy, sé que te quiero y la certeza es tal que te pido que me acompañes.

Versos para conquistar a un hombre

Para mí el tiempo no se mide en medidas mundanas. Cada latir de mi corazón es una constante que funciona cuando paso momentos contigo. Así, no puedo distinguir entre segundos, minutos y horas. Todo se confunde contigo y, sin embargo, sé que cada instante vale porque como el tiempo perduran para hacerte saber que fueron reales.

Mírame cuando voltees hacia el frente y vuelvas la cabeza para que sepas que estoy en tu futuro y te espero en el presente. Detente con tus ojos puestos en mí para que te creas que estoy contigo cada vez que caigas y cada que te levantes. No dejes mi mirada para que me conozcas por el alma y te des cuenta de que ella te espera y yo con ella.

Tus manos son la agarradera que tienes en este mundo, pero quiero que mis pies sean tu ancla cuando decidas caminar a mi lado. Tus ojos son la ventana de tu alma; no obstante, deseo conocerla en su refugio, tu corazón, para apreciar por qué eres quien eres. Tus oídos son los precursores del sonido de mi ritmo cardíaco y anhelo que a través de ellos escuches también mi querencia. Tu sentido del olfato es tu guía como en tiempos de los cazadores, déjate llevar por mi esencia, esa que se guía por ti. Tus labios son los receptores de mis vociferaciones y mis respiros y deseo que, asimismo, lo sean de mi amor explicado en besos. Déjame amarte con los sentidos. Ámame con los tuyos.

No pretendo detener tu andar, solo que lo ralentices cuando me veas pasar. En ese instante, nuestros pies dar cabida al preciso encuentro en el que nos conozcamos a primera vista, ya no solo por el alma.

Si te pido que me quieras es porque tengo miedos e inseguridades. No por este amor, sino por mí. Mirarme solo a mí a veces no me permite vernos en este cosmos que creamos. Pero una vez te veo a ti, me miro también a mí. Porque me haces ser mejor y ser quien verdaderamente soy.

Dicen que todo tiene fecha de caducidad, ¿será así? Algo que se siente tan bien, ¿tiene que terminar por leyes naturales? O, ¿son las leyes mundanas las que lo definen? No lo sé, pero si me escoges que la única fecha de fin sea pasar a nuevas etapas escogiendo estar con el otro.

Poemas para enamorar a un hombre

Correr es quedarse sin aire para recuperar el aliento. Correr es sentir el cuerpo cansado con una sensación inmensa de alegría por haberlo hecho. Correr es que se te salga el corazón del pecho por darlo todo en unos pasos. Porque el alma pide a gritos correr; y también amar. Supongo que ambas acciones son inherentes a los humanos. Así como la mía es quererte a ti.

Si esto es quererte, no me imagino cómo es amarte, pero claro que lo deseo. Reloj en cada marcación prolonga la sensación porque tiempo también eres experto en sentirte lento cuando se disfrutan tanto los ratos contigo amor.

Dame alas que me resguarden el vuelo que emprendo contigo. Dame refugio entre tus brazos cuando la lluvia sea torrencial. Yo a cambio te daré resguardo, amor y fe en esto que creamos juntos para que tengas un hogar al que acudir.

No nos conocemos, al menos no de presentación. Tú solo eres un transcurrir más en este mundo de tantos billones. Pero una vez que tu andar llamó mi atención y mi pulso respondió acorde, eres la existencia con la que quiero crear un mundo de dos.

Esconde la mirada para voltear hacia atrás, todo lo que has vivido tenía que pasar. Mira hacia al frente y encuéntrame allí porque sí me quieres ha valido la pena todo eso para que llegaras hasta nuestro encuentro.

Todo es inspiración de la naturaleza. El caer de las hojas por el cambio de estaciones. Los rayos del sol para iluminar los espacios ocultos. Sé tú mi inspiración que el tiempo pase y cambie esta sensación hasta alumbrarla como si, indudablemente, esto tenía que suceder como la naturaleza expresándose.

¿Quieres más frases? Te recomendamos este recopilatorio.