Frases de amistad

Rafael Enrique Cárdenas
Rafael Enrique Cárdenas

Los amigos son uno de los pilares fundamentales de cualquier persona respetable, a veces sentimos un gran apego hacia ellos, pero no somos capaces de expresarlo, de tal modo que, dichos recuerdos se acaban perdiendo en el sumidero de la historia.

Pero no te preocupes, porque aquí podrás encontrar las mejores frases de amistad para que tus amigos sepan de una vez por todas lo mucho que los quieres, podrás encontrar decenas de ellas, seguro que alguna te sirve.

Frases bonitas de amistad

Solo me queda agradeceros el aguantar a alguien como yo día tras día, con toda la paciencia y el tesón de quién sabe, que a veces hay que aguantar la tormenta para poder disfrutar de la calma.

Una palabra que lo resume todo ‘solidaridad’, ayudarse mutuamente a salir adelante, esto nos convierte en versiones mejoradas de nosotros mismos, en seres que bucean en su imperfección para encontrar las bondades de la vida.

Codo a codo, palmo a palmo, hemos conquistado el mundo. Pasaron los años, las parejas, los trabajos, los sueños y las ilusiones… pero tú estuviste siempre allí, como el viejo muro de piedra que observa impertérrito como la historia se precipita ante sus ojos.

Quizá no haya sido el mejor amigo del mundo, ni te haya dedicado bonitas frases de amistad en mi muro de Facebook, quizá me falte expresividad, quizá mi boca no sea capaz de vertebrar los impulsos que mi corazón le manda. Lo siento.

Vamos a sumergirnos en los laberintos de la infancia, en los recuerdos más profundos, vamos a inspirar tan fuerte que se nos hiele la cabeza. ¡Vamos a ser los que un día fuimos!

Recordar, el viejo anhelo de volver a sentir, recurrente y adictivo, pero quién se resiste a recordar los pasajes de su adolescencia entre botellas y humo, entre sueños e ilusiones; y de fondo, nuestros rostros envejeciendo entre solidarios abrazos.

Saber que nunca me abandonarás, que siempre serás tú y que me ayudarás a ser yo, que impedirás que me destruya a mi mismo, que llenaras de chupitos de alegría las noches más oscuras. Saber que somos amigos es mi salvavidas en este solitario universo.

Me complace haberte visto crecer, porque lo hemos hecho juntos, cómo los que dejan de fumar al unísono o los que ven una serie al mismo tiempo para comentarla. Crecer en común, cómo aprendimos de nuestros padres, cómo los pájaros que se ayudan en el vuelo.

Frases de amistad cortas

Siempre encontrarás esperanza en el corazón de quien te consideró alguna vez amigo.

Pasaron los días y los años, pero tú nunca pasas, no te desvaneces, eres el punto de referencia que me garantiza no perderme en los laberintos de la vida.

Quisiera ser de sal, para sumergirme en el mar y fundirme en él, porque así entendería lo que es la amistad, un eterno reflujo incombustible.

Lo que distingue a un buen amigo, es la capacidad de llegar siempre a tiempo, de saber actuar en el instante preciso, de estirar fuerte contra las arenas movedizas.

Cuando se rompe una amistad se me quiebra el alma, es como si me arrancarán una parte de mí… solo me consuela la certeza de que no es para siempre.

No permitas que la vida te arrebate a tus amigos, no lo consientas nunca, lucha por la supervivencia de los imprescindibles.

A veces no valoramos los tesoros que hemos ido acumulando durante todos estos años, pero si desaparecieran de golpe, las lágrimas se nos comerían el rostro.

No sé si podré encontrar las respuestas a todas tus zozobras, pero te aseguro que puedo escucharlas a tu lado, para salir juntos del agujero.

Cuando sufras, cuando llores, nunca te calles, porque juntos somos más fuertes, juntos podemos vencer todos los obstáculos, juntos somos invencibles.

Si el pasado te incomoda o el futuro te atemoriza, aunque no exista la cura, yo siempre estaré allí, enfrentándome a tus fantasmas con la luz de la nostalgia.

Cuando el futuro nos envuelva en una de sus tormentosas espirales, allí estaré yo, a tu lado, para que los vientos no nos absorban entre el polvo.

Aunque caigas, aunque te desvanezcas en un todo de desilusión y lodo, mira siempre arriba, encontrarás mi mano resplandeciente.

Cuando triunfes, será una gloria compartida, si fracasas, será una miseria a dividir, eso es la amistad, un equipo unido para enfrentarse a la vida.

Los buenos amigos no te juzgan, pero sí te advierten, no recurren a las facilidades del agrado, tan pacíficas como peligrosas.

Siempre tendrás el espacio que necesites para desarrollarte como persona, como amigo, como luchador, te ofreceré los metros que pueda para ganar la carrera de las eras.

Frases para amigos

Cuando las lágrimas te invadan y los momentos más tistes conquisten tu realidad, recogeremos juntos los pedazos de tu corazón quebrado para hacerte renacer como un ave fénix.

Nunca pretendí explicarte quién eras, sino construir lo que somos juntos, mirando hacia adelante, pero sin olvidarnos de lo que dejamos atrás.

Tu amistad es el combustible de los días.

Gracias por formar parte de mi fortuna personal, de mi historia particular, gracias por, siendo tú, ayudarme a construir un yo mejor.

Una vida sin amistad, es como una planta sin luz, un hospital sin médicos; es un oscuro laberinto del que nunca se puede encontrar la salida.

La amistad es el arte de dar forma a la sinfonía que componen en el corazón y la memoria, la nostalgia y el valor, el principal motivo para engancharse a la vida.

Hundirse en el lodo es duro, pero peor es no tener una mano que te ayude a salir de él.

La honestidad es una de las virtudes que los verdaderos amigos atesoran, entre la tensión y la verdad siempre hay una persona honesta que te quiere.

Dadme un amigo en el que confiar y agitaré el mundo hasta en los más profundo de sus entrañas.

Hay vínculos que superan la sangre, que son capaces de vencer a la fuerza de la genética, hay vínculos qué son inmortales, qué son para siempre.

Los buenos amigos afrontarán tus problemas como si fueran propios, una reciprocidad que nace de las entrañas y que no podrás encontrar en ninguna parte.

La amistad, a veces, es amar y callar, saber aguantar las adversidades y enfrentarse a las dificultades de los augurios venideros.

Nada más placentero que encontrar un amigo generoso que te haga sentir en sintonía con el mundo que te rodea.

Los lazos de amistad son como pequeños hilos invisibles, la humanidad está llena de ellos, aunque nadie los pueda ver, aunque no sean táctiles, son como las hormigas que mueven la tierra bajo nuestros pies.

Hay amistades capaces de vencer a la sangre, que superan a la genealogía de las cosas simples y conquistan nuestras vidas, las agitan y las cambian para siempre.

Cuando parto, os llevo siempre en la cabeza, en cada viaje, cada estación de tren me recuerda a las tardes en el parque, cada atardecer a las cervezas en el bar, sin vosotros este sería un lugar mucho menos agradable en el que vivir.

Sé que compartiremos todos los buenos momentos que nos quedan, todos los sueños y todas las ilusiones, porque, en realidad, que sentido tendrían todas estas cosas si no las comparto con mis amigos.

A veces leo frases de amistad en los muros digitales que me saben a poco, a palabras huecas, a verborrea fácil. Cuando la amistad se vuelve eterna, no hay palabras que nos permitan expresarla con plenitud.

Dicen que tu patria son tus amigos, que la única bandera que nos hermana, es la bandera de la amistad, que el vuelo solo es posible si lo hacemos juntos. Dicen que los amigos te cambian la vida, yo pienso que no hay vida sin vosotros.

Gracias por entender mis llantos, gracias por compartir mis alegrías, me sabrían a poco si no es a vuestro lado, me siento desolado cuando no siento vuestros abrazos.

La oscura soledad puede devorarte, puede absorberte hacia los derroteros más perversos, es la aliada del fracaso, solo la tierna luz de la amistad te dará la mano que podrá sacarte de ella, no lo olvides nunca, aunque llueva, aunque truene, aunque todo carezca de sentido.

Cuando llegue la carestía, los tiempos difíciles y tormentosos, solo en ese momento podrás saber quienes son tus amigos de verdad.

Los que se quedan a tu lado para siempre son los que realmente merecen la pena, poco a poco descubrirás que no todos soportan las negras tormentas de la desazón.

Lo mejor de la amistad no es la compañía o la complicidad, sino es que es capaz de convertirte en mejor persona, en influir positivamente en tus sueños y ambiciones, algo que no siempre es fácil.

Los lazos que merecen la pena conservan son los que te permiten ser tú mismo, desconfía del que quiere cambiarte de repente, si quiere lo mejor para ti, sabrá que es un proceso lento y recíproco, no convenenciero y veloz.

Dicen que nacemos y morimos solos, yo creo que mientras os tenga a vosotros solo será lo único que no llegaré a sentir jamás.

Muchos creen que la principal causa de infelicidad es la ausencia de una pareja a la que amar, aunque en realidad no es así, si se cuenta con las amistades correctas se puede superar todo, por duro que parezca.

La ternura es una herramienta capaz de transformar a un adversario en un aliado, es la luz al final del túnel que ayuda a construir realidades loables.

Es mejor tener a tu lado a un buen amigo que un familiar cercano, los lazos de sangre son aleatorios, la amistad cuenta con la fortuna de poderse escoger.

Frente a la inestabilidad y el vertiginoso sube y baja del amor, tenemos la amistad, una de las pocas certezas que encontremos en nuestros días.

Tus amistades son el arnés que te permite saltar al vacío sabiendo que puedes sobrevivir si te lo propones, saltar a la vida sin arnés, significa caer en picado de manera total y absoluta.

Frases para amigas

Los amigos son el viejo roble que nos llena de sombra en una calurosa tarde de agosto, un refugio del infierno del desierto, un anhelo de paz y la dulce brisa que nos golpea la cara para devolvernos a la realidad.

Amistad e interés suelen ser términos opuestos, en algún momento tendrás que renunciar a uno de los dos, ese proceso eliminatorio es el que nos deja con los amigos de verdad.

Mis ídolos siempre habéis sido vosotras, porque habéis recompuesto mil veces los pedazos de mi alma quebrada, porque habéis cavado hasta los mismos infiernos para encontrar mis viejos sueños sepultados, porque os quiero y no puedo evitarlo.

Has llenado mi vida de buenos momentos, de tristes despedidas y de dulces hasta luegos, discusiones, abrazos, la locura del vértigo recorriéndonos las entrañas, eso me viene a la cabeza cada vez que pienso en la palabra amistad.

Tener amigas es como firmar un contrato en el que nos comprometemos a vivir la vida a alta velocidad, al son de los tambores de nuestros sentimientos a flor de piel.

Cuando oigo la palabra ‘amiga’ me vienen a la cabeza miles de imágenes: las fiestas, las lloreras, los buenos momentos, los corazones quebrados, los ánimos… me vienes a la cabeza tú.

Las amigas ni se compran ni se agradecen, tampoco se piden ni se encargan, las amigas se corresponden, se respetan, crean vínculos de reciprocidad e ilusión.

Una amiga es un delicado vínculo que conviene tratar con cuidado, de romperse, aunque sea muy duro, podría traer las 7 plagas a destruir tu frágil corazón de mimbre.

Dicen que las buenas amigas son las que saben escuchar, pero también lo son las que saben hablar en el momento oportuno o guardar silencio cuando la ocasión lo merece, los silencios revelan más cosas de las que pudiera parecer.

Nada más saludable para la dieta emocional de cualquiera que contar con las amistades correctas que son capaces de mandar un mensaje al corazón de paz y prosperidad.

Las grandes amigas son las que te insultan a la cara y te defienden por la espalda, no buscan la gratitud ni la simpatía fácil, se mueven por sentimientos más profundos.

Hay amigas que son insustituibles, que te acompañan cuando caminas sobre el abismo y te ayudan a mantener el equilibrio.

Ha sido una camino largo y difícil, no todas han sabido soportarlo, en cambio tú siempre aguantaste la cuerda que ha unido nuestros destinos y que soporta todo el peso de nuestra felicidad.

No hay frase que pueda describir nuestra amistad, pero si tuviera que elegir algunas palabras sueltas serían: complicidad, cariño, crecer, amar, soñar, saltar y volar, volar tan alto como nuestros sentidos nos permitan.

Sé que la justicia recayó en tu virtud, y ahora eres para siempre un alma libre que escoge su destino mientras surcamos los cielos de este mundo incierto.

Pude cambiar de novio, varias veces, de equipo de fútbol, de país, de ropa y de gustos, lo que nunca he podido cambiar es de amigas, porque vosotras sois la sal de mi vida, el leitmotiv que recorre la antología de mis ilusiones.

Gracias por soñar juntas, ha sido un placer compartir ilusiones y promesas, me reconforta saber que esto no se acaba aquí que seguiremos ilusionándonos de la mano hasta el fin de los tiempos.

Si existe el juicio final, ven a buscarme ese día, mi casa siempre estará abierta para mi mejor amiga, el caballo que me lleva de un sueño a otro en volandas, las raíces más profundas que han regado el cariño y la ternura.

Tengo la impresión de que nos podemos comunicar sin hablar, de que con solo un par de miradas llegamos a conclusiones similares, que, si nos dejamos llevar por la marea de la improvisación, a fin de cuentas, siempre llegamos al mismo lugar.

Las buenas amigas como tú son de verdad porque nunca recriminan, porque, aunque fuera difícil, aprendieron a perdonar mis defectos y a soportar mis tristes alegatos en las noches de borrachera.

No hay obstáculo que no podamos vencer juntas, aunque la vida nos lance los peores augurios, siempre valdrá la pena superarlos juntas, porque a tu lado las cosas cobran sentido.

Solo si buscamos primero lo mejor para nuestras amigas, acabaremos encontrando lo mejor para nosotros, la reciprocidad es una característica fundamental para armar una vida que merezca tal nombre.

A veces las amistades pueden llegar a ser tan dolorosas como los amores, solo que, si a estas las cuidas como debes, no deberían fallarte nunca, vivir sin amor es duro, vivir sin amigas es, en realidad, imposible.

Aunque provoque dolor, las amigas siempre merecen la pena, ya que te harán mejorar poco a poco como los buenos vinos, la amistad es la sustancia fundamental para macerarte.

Hay amigas que son más que hermanas, porque la sangre es fuerte pero no irremplazable, porque la sangre une, pero el tiempo más, nunca subestimes la fortaleza de los recuerdos de la infancia.

En las tardes de nostalgia inflada, nos recuerdo a las dos en aquel parque, riendo y soñando con un futuro mejor, los recuerdos de adolescencia te marcan para siempre, y en todos mis buenos recuerdos de adolescentes estás tú.

Me gusta cuando me acompañas por la tarde, porque así puedo pensar en voz alta, ya que entre nosotras nunca hubo secretos, nunca hubo un sueño sin contar, una esperanza sin atender ni una critica que el ansia de quedar bien pudiera tapar.

Frases sobre la amistad verdadera

La amistad verdadera es un vínculo que solo se puede fraguar con el valor de la experiencia, con el peso de los años, con la nostalgia de quien mira al futuro rico de pasado, con el valor del tiempo que nos cae en las espaldas.

La verdadera amistad, no son frases en los muros, ni mensajes, ni gritos… es compartir algo tan importante como el tiempo que te queda para vivir con la honestidad de los corazones limpios.

No pongas obstáculos a la amistad, deja que fluya, que el albedrío trace tu destino, será siempre complejo e incontrolable, pero ¿tendría gracia si no fuera así?

Si no eres capaz de distinguir entre tus verdaderos amigos y el resto, ponle solución, si no te anticipas, el que acabará quedándose sin amigos serás tú.

Para fraguar una relación sincera, sincérate primero contigo mismo, solo cuando te libres del musgo que envuelve tu corazón podrás mostrarle sus bondades al resto.

Si cuesta encontrar un amigo de verdad con el que merezca la pena compartir la vida, más difícil es todavía abandonarlo, las mieles de la amistad se tornan tremendamente adictivas para aquellos que las disfrutan.

Los buenos amigos son, en realidad, valientes compañeros de viaje que, con la espada de la paciencia, nos trazan el camino para acompañarnos hasta las puertas del Olimpo, parafraseando la famosa frase: “sin amigos no hay paraíso”.

El camino que te lleva hasta el corazón de un amigo puede ser largo, puede ser pesado y tedioso, pero te aseguro que siempre merecerá la pena.

Lo contrario del odio y de la soledad, se llama amistad, esa vieja palabra que lo es todo, sin ser nada que se pueda materializar.

Hay amigos que crean vínculos de hierro, que no se pueden romper con la fuerza de los titanes, ni si quiera con el esfuerzo tremebundo del odio que quiere carcomer las entrañas de la bondad.

Frases célebres de amistad

«Se pueden ganar más amigos en dos meses si se interesa uno en los demás, que los que se ganarían en dos años si se hace que los demás se interesen por uno.»  Dale Carnegie

«Es en los momentos duros cuando se ve el rostro verdadero de la amistad. ¡Es tan fácil llamarse amigo en los de alegría!» María Sáez de Vernet

«Más confiable es el amigo que hiere que el enemigo que besa.» Proverbio

«Usted puede hacer muchos más amigos en dos meses al interesarse sinceramente en las demás personas, que los que usted puede hacer en dos años al intentar hacer a las demás personas interesadas en usted» Bernard Meltzer

«El amigo leal se ríe con tus chistes, aunque no sean tan buenos, y se conduele de tus problemas, aunque no sean tan graves.» Arnold H. Glasow

«Puedes censurar a un amigo en confianza, pero debes alabarlo delante de los demás.» Leonardo Da Vinci

«Una amiga conoce la canción en mi corazón y me la canta cuando mi memoria falla.» Donna Roberts.

«La verdadera prueba de la amistad es si puedes pasar tiempo haciendo literalmente nada con la otra persona. Si puedes disfrutar de esos momentos que son tan simples, entonces la amistad es verdadera.» Eugene Kennedy.

«Un verdadero amigo es alguien que pasa por alto tus errores y tolera tu éxito.» Doug Larson.

«Al final, no nos acordaremos tanto de las palabras de nuestros enemigos, sino de los silencios de nuestros amigos.»  Martin Luther King, Jr.

«Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Pues yo te digo que quien tiene muchos, ha construido el paraíso celestial aquí en la tierra. Eres tan rico como la cantidad de amigos verdaderos que tienes.» Norkin Gilbert.

Mensajes de amistad

Para mí has sido un maestro de la vida, de ti todo lo que aprendí sobre el valor, el coraje, la sabiduría, el poder de las palabras y de todo aquello que nos hace humanos.

A veces creo que somos un alma que vive en dos cuerpos, que el destino nos unió y es difícil que nos separe si no le damos la oportunidad. Somos dos personas condenadas a entenderse, condenadas a viajar juntas.

Los amigos de verdad son el trabajo de muchos años de cultivo, de energía y de fortaleza, solo soportando las durezas del amargo temporal, saldrá una amistad que merezca la pena cultivar.

Amistad y amor son dos términos muy similares y muy dispares al mismo tiempo, lo segundo es la velocidad y el vértigo, lo primero es la marea calma que va tomando lentamente la costa, un vínculo reforzado de larguísima duración.

Me gusta cuando buceas en mi corazón, porque parece que encuentras los tesoros más preciados, las viejas obras arqueológicas que han escapado a los ojos más sutiles, me gusta cuando buceas porque me haces descubrir los océanos de mi soledad.

Sabes quién es tu amigo de verdad porque simpatiza con tus glorias, desconfía de los que solo compadecen tus penas, suelen ser depredadores de tristeza en busca de la carnaza que les haga sentir mejores.

Los amigos son un valor seguro frente la inestabilidad del amor, a veces es importante no dejarse cegar por el vértigo para que lo uno no te lleve a perder lo otro.

El que no esté dispuesto a ceder, siempre se quedará solo, esto es lo que aprendí de ti, y espero seguir aprendiendo más cosas hasta el fin de nuestros días.

Más tristeza me provoca aquel que vive rodeado de peligrosos enemigos, que aquel que no tiene nadie a quien contarle sus desventuras.