Frases para bebés recién nacidos

Rafael Enrique Cárdenas
Rafael Enrique Cárdenas

Un bebé que inicia su tránsito en el mundo, necesita sobre todo el afecto y amor de sus familiares. Aquí te dejamos las mejores frases para bebés recién nacidos que te ayudarán a fortalecer esa primera conexión con tu bebé, y que será, finalmente, la conexión de toda una vida.

Frases originales para bebés

Tu llegada es la sonrisa de Dios porque todo lo ilumina: el mundo festeja tu presencia como los pájaros celebran el amanecer.

Un nuevo bebé demuestra que la vida es incansablemente hermosa y que la ternura es el alma de quienes la aman y bendicen.

Hoy has nacido; mañana continuarás haciéndolo: todos los días serán para mí la alegría de tenerte junto a mí.

Nueve meses estuve esperándote. Pero al sentir tu calor, supe de inmediato que nueve meses eran toda una vida.

Llegaste para consolidar el amor entre dos personas que contigo serán un sólo latido de tres corazones.

Un bebé recién nacido es además un nuevo casamiento: juro protegerte, brindarte amor y ayudarte a crecer hasta que la muerte nos separe.

No hay lugar más hermoso en el mundo que esa porción de espacio que mirarás cuando abras los ojos por primera vez.

Abre los ojos, bebé. Hoy comienza un nuevo viaje. Te acompañaré aun cuando mires las estrellas y me encuentres sin prisa por el firmamento.

Si hay algo que nos revela el nacimiento de un hijo, es la conciencia de que la vida es eterna y asombrosamente sabia.

Un primer bebé nos enseña que siempre habrá algo más importante que uno en este mundo. Los hijos tumban coronas, vanidades, y sobre todo, nos hacen más humildes.

En el silencio más profundo, cuando un recién nacido duerme junto a ti, dos corazones palpitan con la fuerza de mil relámpagos.

Te veo respirar tu primer aliento, te veo incluso dormir, y quisiera que el mundo tuviera la misma cálida redondez de mi preñez.

Duerme, bebé. Viaja, viaja, viaja. Abre los ojos, bebé. Continúa viajando entre nosotros.

El llanto de un bebé recién nacido es la confirmación de que la maternidad superará siempre la velocidad del sonido.

Que tus brazos sean para un bebé la mejor manera de sostenerlos en el mundo. En este caso la ley de la gravedad atrae su corazón con el tuyo. El mundo poco importa.

Aunque tu bebé duerma profundamente, besa su frente. El amor tocará su corazón apenas despierte.

Un bebé recién nacido rodeado de adultos, es un sistema solar donde una estrella ilumina con ternura la estupefacción y el misterio del universo.

Cuando un nuevo bebé llega al mundo, en algún lugar nace un árbol de algodón, una vaca, un maestro, una novia, y otro bebé en el futuro.

Las manos y pies de un bebé demuestran lo muy equivocado que estaba Darwin: en realidad no venimos del mono sino de una infinita y abismal ternura.

Frases cortas para bebés

Si quieres dedicarle un mensaje bonito a tu bebé, te recomendamos que añadas el nombre de tu niño o niña a nuestras frases, así conseguirás un resultado mucho más personal y delicado.

Cuidar a un bebé recién nacido es una labor de espionaje y astronomía.

Escucha, bebé, el latido de un corazón que se hace cada vez más grande.

Cuando veo tus ojos recuerdo que alguna vez tuve la misma inocencia.

Bebé a bordo: maneje con cuidado y límpiese bien las manos.

La felicidad tiene cuerpo, corazón y alma. Está junto a mí, amamantándose.

Cuando un bebé nace, la primavera suspende sus vacaciones.

¿Cómo siente un bebé el mundo? No lo siente; el bebé es el mundo.

La inmortalidad existe. Un bebé ha llegado para poblar el cosmos.

Cuando un bebé llora, todos nos convertimos en madres.

Nariz, boca, deditos, piel… somos imagen y semejanza de un dios recién nacido.

El bebé de una madre primeriza es un jarrón chino del siglo II A.C.

Cuida a tu bebé como si el universo dependiera de sus lágrimas.

Si juegas a las escondidas con tu bebé, escóndete con él.

Por alguna razón los hijos nos elijen como madres o padres. Seamos dignos de esa elección.

Parece mentira que dos células pueda convertirse en el centro del universo.

Bebé, abre los ojos. Tu familia quiere saludarte.

Para una madre primeriza, el llanto de su bebé es la representación del pánico.

La leche materna es una canción de cuna y el arrullo de los dioses.

El único lugar del mundo donde todo es perfecto, es la alegría de un bebe que se siente amado.

Bebé, buenas noches. Entonces cierro los ojos, me duermo, y sigo despierto.

Cuando un bebé llega al mundo, las madrugadas comienzan a tener sentido.

Primero la leche materna. Después la leche materna. Y como postre: más leche materna.

Un bebé siempre, siempre, nos hará profundamente humanos.

Bebé a bordo: camine con cuidado y sobre todo, cante.

Advertencia: se ha determinado que los bebés producen ataques de ternura.

Nunca beses a tu bebé en la boca. Existen cosas que se llaman bacterias y él no las conoce.

No llores, bebé. Escucha la lluvia caer. El cielo también llora.

De pronto naciste, y descubrimos que el sol había cambiado de sitio.

Cuando un bebé te mira es porque trata de recordarte aunque no te conozca.

Un bebé es la prueba de que los días tienen 35 horas y los años 365 noches.

Disfruta a tu bebé mientras dependa de ti. Ámalo sin piedad.

Norte, sur, este y oeste. Cuando naciste surgió otro punto cardinal: tu nombre.

Un bebé nace para enseñarnos que el amor verdadero nada tiene que ver con el sexo, pero proviene del sexo.

Por mi bebé yo daría la vuelta al mundo en ochenta días y un abrazo.

Bebé, el amor puro existe. ¿Quieres verlo? Sólo juntemos los corazones un rato.

Tener un bebé es la prueba irrefutable que en nuestro interior siempre habrá un niño que sólo necesita jugar.

Frases bonitas para recién nacidos

Naciste y el mundo se detuvo. Ahora es más feliz. Sigue girando y de pronto se detiene nuevamente sólo para contemplarte. Así andamos: desvelados y amorosos.

Cuando nos hacemos madres o padres, el dolor de un bebé que no es nuestro también es nuestro dolor.

El médico salió y me dijo: «Su bebé ha nacido.» Entonces sentí que mi vida había cambiado de una vez y para siempre. Era mejor, sin duda.

Para cuidar a un recién nacido, el mapa más confiable es el que está impreso en el corazón.

Yo que lo he visto todo, al ver a mi bebé entre sus brazos, sentí de pronto que también yo había nacido.

Un bebé llora y es invierno. Duerme y es otoño. Ríe y es primavera. Lo abrazamos y es verano.

Un bebé nace y encuentra un mundo viejo e inacabado. Procuremos hacerlo mejor esta vez. De tus acciones también depende la vida.

Cuando nace un bebé, también nace un vínculo que sólo podrá romperse cuando muera el último de miembro de tu estirpe. Un bebé es tu propia eternidad.

Leche materna y amor: estos dos ingredientes conforman la dieta de un recién nacido. Si puedes también cántale. Si no sabes cantar, Mozart siempre será una opción.

Y ahora que eres padre, mejora lo que hicieron contigo cuando eras hijo. Tu bebé estará agradecido. Tú también.

No temas: no hay padres perfectos. Aunque no lo creas, el único maestro aquí es tu bebé.

Hay una única razón por la cual un recién nacido ilumina la vida de un hombre: porque hasta ese nacimiento la luz del sol no era suficiente.

Un bebé es la prueba más auténtica del milagro de la vida.

Despierta, bebé, que Dios quiere preguntarte algo: ¿cómo haces para ablandar los corazones más duros? ¿Cómo haces para que del desierto broten espigas? ¿Cómo deberíamos sonreír?

Acabas de nacer y ya siento que de todos los colores, el tuyo es el único que pintará tu propia obra de arte.

El nacimiento de un bebé es un acto de fe y devoción por la vida. La única religión que demuestra el verdadero amor.

Cuando estabas en mi vientre te soñé tanto que llegué a dibujar tus ojos y pintar tu rostro. Cuando naciste sentí que ahora el pincel estaba en tus manos.

Escribo esta frase para mi bebé recién nacido: «Ahora que todo los sabes, enséñame a vivir tu vida.»

El médico salió con mi bebé entre sus brazos y dijo: «Este es su hijo.» Entonces le respondí: «Es usted el primero en llamarme padre.»

Un poeta dijo: El pájaro no teme aunque la rama cruja, porque está seguro de sus alas. Lo mismo siente un bebé cuando se encuentra entre tus brazos.

Cuando nace un bebé nace una estrella, y su familia completan su constelación.

Bebé a bordo: vaya despacio, no se apresure, tendrá toda una vida para verlo crecer.