Poemas para invitaciones de boda

Si vas a celebrar una boda, podrías plantearte escribir las invitaciones con poemas para bodas. Estos tienen la ventaja de sumar un plus de originalidad. En este artículo te explicamos todo lo que debes saber acerca de los poemas para invitaciones de boda. Ponemos a tu disposición estas poesías nupciales que seguro que te gustarán.

Poemas para invitaciones de boda en imagen

Haz clic en las fotos para ampliarlas. ¡No olvides compartir!

Versos para invitaciones de boda con frases

“Mensajes y poemas de invitación”

Dedicatorias para invitaciones de boda

¿Por qué utilizar poemas para bodas?

La primera de las razones por las que utilizar poemas para invitaciones de boda es que, como puedes suponer, aportan un gran grado de originalidad, y eso siempre hay que tenerlo en cuenta. Con un poema, puedes señalar todo lo que señalaría en una tarjeta normal, pero de una forma mucho más amena y que sorprenda a tus familiares amigos, y eso siempre juega a tu favor.
Cortos y preciosos poemas para bodas
Piensa que, en el caso de que la invitación realmente llame la atención, tendrás a más personas que finalmente irán a tu boda.

Hay ciertas personas que siempre acudirán a tu boda, como los amigos y los familiares más allegados, y, para ellos, no es necesario escribir un poema para convencerles. Sin embargo, aquellas otras personas que son más lejanas, como amigos de amigos o familiares lejanos, sí que es una buena opción.

Esas personas no sienten la misma obligación de ir a tu boda, y la mejor forma de conseguir su presencia (si de verdad te importa) es mediante una invitación con poema.

Por todo ello, escribir poemas para invitaciones de boda a nosotros nos parece una opción de lo más interesante a la hora de convencer a la gente de que acuda a tu celebración.

¿Con qué deben contar los poemas para invitaciones de boda?

Los poemas para bodas deben contar con algunos elementos que vamos a detallar a continuación, ya que, de lo contrario, no se entenderá del todo bien por qué se está presentando ese poema.

En primer lugar, el poema debe poner en situación a la persona que lo lee. Es decir, la persona que lo lea debe saber que estás hablando de la celebración de una boda, ya sea porque lo indica en la portada de la tarjeta, o porque el poema en sí mismo no deja lugar a dudas.

Por otro lado, debe aportar toda la información que aportaría una tarjeta normal y corriente. Esto es importante, ya que, en ocasiones, la gente tiende a divagar a la hora de escribir una poesía, y se olvida de lo realmente importante. Tu poema debe contar con la fecha, la hora, el lugar, y toda la información relativa al evento.

En tercer lugar, debe ser personalizado. Esto no quiere decir que tengas que escribir doscientas invitaciones de boda diferentes, ¡faltaría más! Pero sí debes tener en cuenta que, en el primer verso, se pueda incluir el nombre de la persona a quien te diriges (por ello, mejor, que no sea la última palabra, para que la rima no se vea afectada).

Por último, debe generar emociones. Esto es fácil de conseguir con la poesía, así que no debería resultarte problemático. Debes ser capaz de generar emociones que hagan que la gente que lea la poesía tenga ganas de ir a tu celebración. Despierta su interés y muéstrale lo feliz que te hará contar con su presencia (y destaca, también, lo bien que se lo pasarán).

¿La poesía nupcial: original o escrita por otra persona?

Este es otro aspecto importante a la hora de utilizar poemas para bodas. ¿Deberías escribirlos tú u otra persona, por ejemplo, alguien que, previamente, haya publicado poemas de este tipo de internet?

Como ves, nosotros hemos cogido varios poemas que había libres por internet y los hemos organizado en un cómodo vídeo, de forma que puedas ver varios ejemplos de este tipo de poemas y puedas sacarles provecho.

Sin embargo, debes tener en cuenta que tanto elegir una opción como la otra, acarreará ventajas y desventajas.

En primer lugar, si escribes tú mismo el poema, ganarás en originalidad y podrás orientarlo mucho más hacia tu caso particular, lo cual siempre es ventajoso, ya que la gente podrá disfrutar de la poesía sabiendo que tú mismo te has encargado de escribirla. Sin embargo, la calidad será algo menor, y te llevará tiempo escribirla.

Por otro lado, si eliges un poema que ya esté disponible por internet, muy probablemente, éste contará con una mejor calidad y eso siempre es positivo, ya que será más agradable de leer. También te permitirá ahorrar tiempo, porque no tendrás que escribirlo tú mismo. Pero, por supuesto, estarás perdiendo ese grado de originalidad y no estará claramente orientado hacia tu caso particular.

Es decir, tienes ventajas y desventajas dependiendo de la opción que elijas. Nosotros, particularmente, te recomendamos que te inspires en los poemas que hemos utilizado en el vídeo y te sirvan como base para escribir el tuyo propio.

Cuando lo hagas, estarás ganando los beneficios de ambas opciones, y esa es siempre la decisión acertada. Si lo haces así, solo nos resta darte una última recomendación, y es que la extensión no sea muy larga. Primero, para no aburrir a quien lo lea, y segundo… ¡Porque tiene que caber en una tarjeta de invitación!

Como puedes ver, los poemas para invitaciones de boda pueden sumar un punto de originalidad muy interesante a tus invitaciones, y seguro que llamarás la atención de tus familiares y amigos, por lo que te recomiendo encarecidamente que los utilices. ¡Seguro que eres la envidia de toda la familia!

Media 4.6 de 11 votos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *