Cartas de amor largas

Equipo de Poemas.top
Equipo de Poemas.top

Si quieres conquistar a la persona que amas, envíale alguna de estas cartas de amor largas y sin dudas lo lograrás.

Cartas de amor largas para un hombre

Cada vez que escucho tu nombre mi corazón late más rápido, me sudan las manos y no puedo contener esa gran sonrisa que busca asomarse entre mis labios, porque solo pensarte hace que mi cuerpo se estremezca y que deje en evidencia lo loca que estoy por ti.

Cada vez que te tengo a mi lado, me invaden los nervios y no puedo sacar mi cabeza la idea de rodearte con mis brazos y de aminorar cualquier espacio que haya entre tú y yo, para llenarte de besos y decirte al oído lo mucho que te quiero.

Cada vez que me miras, mi mundo se paraliza y cada centímetro de mi piel se eriza, porque veo en los ojos más hermosos el reflejo de mi propio ser, y he llegado a creer que, quizás, esto que siento lo sientes tú también.

Porque nada me haría más feliz que estuvieras tan loco por mí como yo lo estoy por ti.


Durante toda mi vida había deseado conocer a un hombre que fuera capaz de encender cada espacio de mi alma y de mi ser, y con quien pudiera ser esa auténtica mujer sin miedo a amar y a ser amada.

Mucho me costó encontrar lo que había estado buscando y justo cuando estaba a punto de abandonarlo todo, llegaste tú para decirme que la espera había valido la pena, pues tú serías el hombre que me llevaría a sentir todo aquello que, por un momento, pensé hacer a un lado.

Desde entonces, he experimentado lo que siempre había anhelado, un amor tan puro y sincero que no encuentro siquiera las palabras para describir lo maravilloso que es, y solo puedo decir que ese bello sentimiento que llaman amor es mucho más de lo que llegué a pensar alguna vez.

Gracias a ti por llegar en el momento correcto y por sembrar en mí esto que ahora siento, pues he cumplido mi deseo de hallar a mi otra mitad, y en mi alma solo siento un inmenso amor y una infinita felicidad.

Cartas de amor largas para una mujer

Cuando te conocí, no tenía idea de lo importante que serías para mí, y ahora estoy aquí, escribiéndote cartas de amor porque no hay forma ni manera de que logre callar lo que siente mi corazón.

Hace algún tiempo llegaste a mi vida y, sin querer y sin planearlo, me fuiste conquistando, a tal punto que ahora no pienso en otra cosa que en tenerte entre mis brazos y llenarte de besos y de abrazos que te demuestren cuánto te amo.

Así comenzó este sentimiento loco y desenfrenado que ahora tengo hacia ti, y no encuentro forma de esconderlo porque, apenas te veo, tiemblo y tartamudeo. Por eso, he decidido escribirte lo que siento por ti, con la esperanza de que esto que me ha sucedido tú también lo hayas vivido y que, así como yo te amo, tú me ames a mí.


Muchas veces oí decir que el amor todo lo puede, pero no creí que fuera sino una frase más, de esas que dicen los enamorados porque lo ven todo color de rosa, en lugar de ver la realidad. Sin embargo, el día que te conocí, entendí que esas palabras significan mucho más, pues para ganarme tu cariño, dejé de ser ese hombre frío y poco sentimental que había sido durante toda mi vida.

Por ti, mi vida dio un giro inesperado y ahora me encuentro aquí con el corazón flechado, escribiendo cartas de amor como un hombre enamorado. Debo admitir que se siente un poco extraño, pues ahora hago y digo cosas a las que no estoy acostumbrado, pero de nada me arrepiento porque esto que siento es mágico y me hace sentir que vuelo.

Ahora no tengo dudas de que el amor todo lo puede, pues, por amarte a ti, me convertí en un hombre nuevo que cree en el amor, tanto como en que la Tierra gira alrededor del Sol.

Cartas de amor largas para una amiga

Una amiga como tú es un verdadero tesoro, pues no cualquiera tiene la suerte de tenerte y de ganarse tu corazón, y no sabes lo afortunado que me siento porque he llegado a conocerte como nadie lo ha hecho y he recibido el regalo de tu amor.

Sin duda alguna, he sido premiado con un obsequio que nada ha igualado a lo largo de los años, un obsequio que vale más que todo el oro del mundo y que nadie sería capaz de podría, porque se trata nada más y nada menos que de tu preciosa amistad.

Le doy gracias al destino por haberme permitido cruzarme en tu camino, y por darme la oportunidad de unir tu corazón al mío a través de la amistad, porque no hay nada en este mundo que me traiga tanta felicidad como saberte parte de mi vida y contar con tu presencia en cada uno de mis días.


Querida amiga,

Quiero decirte que te has convertido en una de las personas más importantes en mi vida y que para ti guardo un lugar especial dentro de mi corazón, un lugar que, pase lo que pase, nadie más podrá ocupar.

Quiero prometerte que, sin importar los caminos que tomemos y si éstos nos llevan lejos, siempre estaré aquí para ti, dispuesta a escucharte, a aconsejarte y a animarte las veces que haga falta, porque esa es justamente la razón de ser de una amistad: apoyar y amar de forma incondicional.

Finalmente, quiero hacerte saber que para mí eres más que especial y que jamás en la vida podría encontrar a quien te pudiera igualar, pues tú eres una amiga realmente excepcional. 

Ahora que tienes estas bonitas cartas de amor, podrás dedicarle unas bellas palabras a la persona que amas, para que así logre saber lo que hay en tu corazón.