Cartas de amor para tu amiga

Equipo de Poemas.top
Equipo de Poemas.top

La amistad es un regalo que debe agradecerse siempre, y con estas cartas de amor para tu amiga, podrás hacerle saber lo mucho que valoras su afecto y su compañía.

Cartas de amor cortas para tu amiga

El día que llegaste a mi vida, una gran alegría llenó mi corazón, pues supe que había ganado a una gran amiga con quien podría compartir cada uno de mis días y quien los llenaría de una gran satisfacción.

El día en que nos conocimos, tuve la certeza de que fue el destino quien cruzó nuestros caminos, y por eso vivo agradecido y sintiéndome afortunado, pues ahora tengo la suerte de tenerte aquí a mi lado.

El día en que tú llegaste, mi vida cambiaste, llenándola de una inmensa felicidad, todo gracias a tu valiosa amistad.


Te confieso que, dentro mi de corazón, hay un rincón especial que está reservado solo para ti, pues tú has sido tan increíble conmigo, que no puedo sino sentir amor y cariño por ti.

Desde que te conozco, me has brindado tus sonrisas, tus palabras de aliento y tu apoyo incondicional, convirtiéndote en una amiga excepcional, a quien jamás dejaré de amar.

Gracias, amiga, por llegar a mi vida y por brindarme tu afecto y tu lealtad, y por estar conmigo en la tristeza y en la felicidad. En pocas palabras, ¡gracias por tu amistad!


Tenerte como amiga es una bendición, pues hay en el mundo muy pocas personas que tengan tan buen corazón, y con quienes puedas contar en cualquier situación.

Tú eres una en un millón y sé que, si un día me faltarás, mi alma se rompería en miles de pedazos, porque jamás conseguiría a alguien que fuera capaz de llenar tus zapatos y de brindarme tan bella amistad.

Porque solo tú tienes el poder de hacerme sonreír incluso en la tempestad y de borrar mis tristezas con felicidad, por eso te digo que tenerte es mi mayor fortuna y que como tú no hay ninguna.


No tienes ni la menor idea de lo agradecida que estoy con la vida por habernos puesto en el mismo camino, pues no hay nada que me haga sentir tanta alegría como el hecho de haberte conocido.

Y es que eres una de esas pocas personas en las que puedes confiar con los ojos cerrados, a quien puedes darle todo tu cariño y recibir lo mismo a cambio, y quien, pase lo que pase, siempre estará allí para brindarte su mano en los días más tristes y en los más soleados.

Sin duda alguna, haberte conocido es lo mejor que me ha pasado, y no imagino mi vida sin ti a mi lado.

Te quiero, amiga.

Cartas de amor largas para tu amiga

Qué feliz me siento cada vez que recuerdo que eres parte de mi vida, pues sé que, sin importar lo que pase, siempre tendré conmigo a la mejor compañía, que me ayudará a hacer de mis días los más felices de todos.

Qué dicha la que me invade cada vez que pienso en el tesoro que es tu amistad, en tu compañerismo y tu lealtad, que me han traído más felicidad de la que pudieras imaginar.

Qué alegría siento en mi corazón cada vez que te veo llegar y en tu rostro tienes esa gran sonrisa, que me hace olvidar todos mis problemas y me da una buena dosis de satisfacción.

Sin duda alguna, siento cosas maravillosas cuando se trata de ti y de este lazo tan mágico que nos une, y es que, desde que te conocí, siempre supe que eras alguien especial y que en mi vida ocuparías un lugar trascendental, convirtiéndote en la mejor amiga que alguien pudiera desear.


Son tantas las buenas anécdotas que hemos construido tú y yo, que necesitaría mucho papel y tinta para poder escribirlas, pero sé que no es necesario, pues todos esos momentos han quedado muy bien grabados en nuestra memoria y en nuestro corazón.

Solo tú y yo sabemos todo lo que hemos pasado, cuántas veces nos hemos caído y cuántas más nos hemos levantado, y solo nosotros conocemos lo inmensa, fuerte y duradera que es nuestra amistad.

Solo tú y yo sabemos lo mucho que nos queremos y lo incondicional que es el amor que nos tenemos, y realmente no hace falta que lo sepa el mundo entero porque, mientras lo sepamos tú y yo, este lazo que nos une siempre prevalecerá.

Porque nuestra amistad no es tan valiosa para nadie como lo es para nosotros, y mientras lo tengamos presente, nada más importará.

Cartas de amor para tu amiga que está lejos

La vida me ha enseñado que el amor todo lo puede y que, cuando es verdadero, no hay nada que logre vencerlo, ni siquiera la distancia ni el tiempo.

Por eso, quiero decirte que, aunque estemos lejos, el cariño que siento por ti no se desvanecerá, por el contrario, seguirá creciendo más y más, porque nos une un fuerte lazo de amistad que unos cuantos kilómetros de por medio no serán capaces de quebrar.

Te prometo que, sin importar la distancia, siempre tendrás un lugar en mi corazón y que, pase lo que pase, no dejaré de brindarte mi amor.


Recuerdo con mucha nostalgia los momentos felices que pasamos juntos, esos que no han vuelto a repetirse debido a la distancia. Sin embargo, no puedo dejar de sentirme feliz y afortunado por el simple hecho de haberte conocido porque, aunque hoy estés lejos, tu presencia en mi vida me ha traído una gran felicidad, y ahora sé que nada se compara con el regalo de tu amistad.

Sin importar cuán lejos estemos, quiero que sepas que te recuerdo y que para mí significas mucho más que esos kilómetros de tierra y mar que por ahora nos separan, y que tengo la esperanza de que un día desaparezcan, para poder abrazarte y dejar de extrañarte como lo he hecho desde el día en que te fuiste.

Te quiero mucho.

Con estas cartas de amor, podrás decirle a tu amiga cuánto la quieres y lo mucho que atesoras su amistad.