Poemas para niños

Los poemas para niños pueden cumplir con una gran cantidad de objetivos, y todos ellos son de lo más importante. En esta ocasión, vamos a centrarnos, sobre todo, en la función educativa que los versos cortos y bonitos tienen en los niños… Estos son los versos para niños que te ofrecemos para que los puedas compartir con los pequeños para que aprendan.

Poemas para niños en imagen

Haz clic en las fotos para ampliarlas. ¡No olvides compartir!

Versos para niños con frases

“Mi dragón – Juan Guinea – Poesía para niños”

“Las poesías infantiles de compilación para los niños”

La importancia de las poesías infantiles

La poesía es un arte que estimula el cerebro por muy variados motivos. El primero de ello, es que el hecho de entender y buscar rimas hace que el cerebro trabaje a más velocidad que si únicamente se lee y se escribe en prosa. El segundo motivo es que el uso de metáforas y otros recursos estilísticos y literarios, hace que la creatividad se vea potenciada.

los poemas infantiles
Siendo así, es importante que la poesía esté presente en la educación de los niños desde tan pronto como sea posible. Es por ello que, en esta página, dedicada a la poesía como has podido comprobar, recomendamos encarecidamente que se enseñen poemas para niños desde tan pronto como sea posible.
Enseñar a los chicos desde bien pequeños a disfrutar de la poesía, es la mejor forma de hacer que su cerebro crezca sano y más ingenioso, creativo y activo.

Además, la poesía, por norma general hace referencia a una gran cantidad de sentimientos con los que el niño tendrá que lidiar en el futuro, aunque, por el momento, no los sienta tan próximos. Esto también es muy positivo enseñárselo, porque será la base de su correcta educación emocional.

Así, enseñando poemas para niños desde la escuela o en la casa desde bien pequeños, los niños crecen con un cerebro más desarrollado (los niños que estudian poesía desde pequeños, posteriormente tienen un coeficiente intelectual más alto), y, además, son más sensibles y tienen una mayor inteligencia emocional, que les permite lidiar, al ser adultos, con los diferentes sentimientos que tienen.

Tipos de poemas infantiles

Ahora bien, ¿qué poemas enseñar a los niños?

En nuestra opinión, hay que diferenciar varias etapas. En un primer momento, cuando el niño apenas alcanza los dos o tres años de edad, se les puede leer y enseñar cualquier tipo de poesía, ya que el niño no se centra tanto en el contenido de la misma, sino en la musicalidad que ésta tiene.

En la primera etapa de su vida, al niño le gusta como suenan las palabras y es un ejercicio perfecto para que aprenda y sepa más vocabulario. Aunque la gran mayoría de las mismas no va a saber qué significan, habría que ir añadiéndole aquellas que le sean más reconocibles, como los nombres de los animales o de objetos, incluso de alimentos, con el fin que pueda visualizarlos o incluso cantarlos.

Es importante también que sean poemas cortos, que no se extiendan demasiado, con el fin de que si el niño quiere aprendérselo pueda hacerlo con facilidad. Aunque con dos años le va a costar bastante empezar a memorizar dichas frases, cuanto antes se empiecen a acostumbrar a esta actividad, más fácil le será captar conocimientos, no solo en el colegio sino también en casa y desarrollo cognitivo será mucho más eficiente que si no se hiciera. Existen un gran número de este estilo e incluso los padres o los profesores tienen la posibilidad de crearlos con el fin de hacer que el niño aprenda, como, por ejemplo, “En la silla se sienta la chiquilla y en la mesa se comen las fresas”, siempre se pueden encontrar más poesías infantiles como estas en internet y serán ideales para que empiece a dar sus primeros pasos en el mundo literario.

Es por ello que es un buen momento para enseñarle poemas de autores famosos, eligiendo aquellos que más musicalidad tienen.

Una vez está creciendo y tiene una cierta edad, entre los tres y los seis o siete años, por ejemplo, es el momento de enseñarle poemas cortos infantiles que traten sobre temas con los que se va a enfrentar próximamente. Es un buen momento para enseñarles, por ejemplo, poemas para niños de amistad. De este modo, desarrollarán una mejor sensibilidad y se relacionarán mejor con sus compañeros de clase.

Es bueno, también, leerles poemas para niños en inglés desde esta edad, aunque sean en una proporción más baja que aquellos poemas que se le leen en castellano. La razón de esto, obviamente, es conseguir que, además de aprender poesía, aprendan inglés desde bien pequeños, aprovechando la musicalidad de la poesía para ello.

A medida que llegan a los seis o siete años y van creciendo, es el momento de ir cambiando la proporción, y aumentar la cantidad de poemas en inglés que se le leen o se les hace leer. Además, es un buen momento para que ellos mismos empiecen a leer sus propios cerebros, estimulándolo, así, al tener que buscar palabras que rimen e inventar metáforas.

Si llevas a cabo este tipo de educación con tus hijos, enseñándoles poemas para niños desde bien pequeños y, poco a poco, cambiándolos a poemas más complicados, te aseguramos que tu hijo desarrollará su cerebro desde muy temprana edad, y crecerá más sano intelectualmente. No creas que la poesía es algo muy complicado para un niño… ¡Ni mucho menos!

Poemas en inglés para niños

Como ya hemos comentado anteriormente, la niñez es un momento muy apropiado para enseñar, por un lado, poesías, pero, por otro, también idiomas. ¿Por qué no mezclar ambos elementos y hacer que tu pequeño aprenda poesía e inglés al mismo tiempo?

Los poemas para niños

Uno de los problemas educativos más frecuentes, es el hecho de que se enseña inglés desde un punto de vista muy frío, es decir, explicando palabras sueltas que no se practican y, posteriormente, la gramática del idioma.

Si crees que esta es una buena forma de aprender un idioma, simplemente te planteo que pienses cómo aprendiste a hablar tu idioma materno… ¿Acaso te empezaron dando clase de gramática?

Es obvio que no, que los idiomas se aprenden por repetición y a base de oírlos y practicarlos. Es por ello que los poemas para niños en inglés pueden ser muy útiles a la hora de aprender el idioma, ya que la musicalidad de los poemas contribuye a que el niño recuerde las palabras y, con la curiosidad innata que tienen, pregunten qué quiere decir.

Poco a poco, con el paso del tiempo, podrás ir añadiendo dificultad a los poemas, de forma que, cuando empiece a estudiar inglés en el colegio, supere con creces a los demás niños de su clase gracias a los poemas para niños en inglés que le enseñaste desde pequeño.

Consejos finales acerca de la poesía para niños

He aquí algunos consejos generales que debes tener en cuenta a la hora de enseñarle poemas para niños a tu hijo:

En primer lugar, ten en cuenta que es un niño, por lo que los temas de los que traten los poemas que le enseñes, deben tratar temas que le resulten de interés. En este sentido, utilizar como protagonistas de los poemas a, por ejemplo, animales, siempre le resultará de gran interés.

Por otro lado, piensa que, a la hora de enseñarle idiomas a través de la poesía, no tienes por qué limitarte únicamente al inglés. Un niño pequeño es como una esponja, que absorbe todo el conocimiento que pongas en él. ¡Aprovecha y léele poesía en otros idiomas!

Por esa razón, no te limites a enseñarle poemas para niños en inglés. Si conoces algún otro idioma, o quieres contribuir a que crezca sabiendo más de dos idiomas, léele poesía en otro idioma, además del inglés. A esa edad, los niños lo interiorizan todo y aprenden cualquier cosa que se les enseña… ¡Aprovecha para enseñarle, también, algún otro idioma!

Otro aspecto importante es que instes a tu pequeño, desde tan pronto como sea posible, a que no únicamente lea o escuche poesía, sino que intente escribir las suyas propias, y haga sus experimentos. ¡Eso estimula otra parte distinta del cerebro y desarrolla su creatividad!

Por último, trata de no leerle únicamente poemas para niños. Intenta mezclar, algunos días, poesía para adultos. La razón de hacer esto es que, por lo general, las rimas y las metáforas de las poesías para adultos son algo más complicadas, y eso supondrá un reto intelectual para tu pequeño.

Como ves, con estos consejos, podrás hacer que los más pequeños de la familia (o de la clase) crezcan apreciando la poesía y todo lo que ésta puede aportarles. Con nuestros consejos a la hora de escribir poemas para niños, te garantizamos que los niños a los que se las enseñes, crecerán con una mayor sensibilidad y con un cerebro más desarrollado.

Media 4.7 de 73 votos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *